sábado, 29 de diciembre de 2012

VIVIENDO DESPACIO








Si algo tienen de especiales estos días además de las charlas, las reuniones, los abrazos y tantas sonrisas,  es poder disfrutar de cada momento sin estar pendiente de lo que tendría que hacer luego. Despertarme a las tantas y salir de paseo, quedarme toda la tarde leyendo, tejer el cuello que dejé a medias hace mil años, (y estrenarlo),  merendar la tarta tatin que horneé el día antes y disfrutar de la pequeña Kowalsky que ha llegado juguetona y curiosa hace unos días a casa , es un lento ir y venir sin manillas ni números, una oda al onanismo, atenta tan sólo a las apetencias y caprichos unas veces del espíritu y otras del cuerpo,
De la tarta tatin, me ha contado el hermano que la inventó un pinche de cocina francés despistado y con mucha prisa, que queriendo terminar la faena temprano para ir a una cita con una de las chicas más golosas del pueblo, se olvidó de poner la masa en el fondo del molde y al sacarla del horno y darle la vuelta apareció una de las obras de arte más deliciosas de la repostería de todos los tiempos. Como tantos otros ¡qué rico y acertado despiste! que diría el maestro...

5 comentarios:

helensarahvaughan dijo...

cute kitten xxo

Marta Sanuy dijo...

Qué buenos algunos despistes. Ah, y tenemos unas sábanas iguales. besazo


SATSUMA dijo...

Martina...si es que somos unas flores nosotras!! ;) besos!

lorena dijo...

Tu blog me hace sentir tan bien...
Reconozco en ciertas imágenes, en muchas palabras algo de mí.

SATSUMA dijo...

Gracias Lorena! el placer es mío...me encanta tu visita.

Un beso