domingo, 17 de noviembre de 2013

EMPACHO CELESTE

 



Estas fotos poco tienen que ver con el texto hoy. Pero me encantan y por eso las cuelgo. A lo que iba. La culpa de todo la tiene el azul. No el azul cobalto, el marino, el zafiro, el añil, el índigo, tampoco el azul  de Prusia o el majorelle. Si escribo esta entrada es por el azul celeste, o lo que podría también llamar "a vueltas con el género".  Últimamente, todo han sido  preparativos, y compras y regalos, ir a tiendas de ropa infantil y grandes almacenes, visitar lugares que casi nunca antes había pisado. Pues bien, me ha sorprendido hasta la parálisis ver sistemáticamente dos filas. Una rosa. Otra azul. Y nada más. Entonces, he notado que cada vez me irritaba más. Que cuando entraba en una tienda el malestar crecía. Pasaban los días y era superior a mi esa segregación alienante en dos horribles tonos pasteles. Empecé a pensar en el género y hasta qué punto estamos determinados socialmente incluso antes de venir al mundo. Empecé a pensar cómo de manipulado puede ser nuestro conocimiento y el lugar que ocupamos, ese  que sin elegirlo ya nos corresponde. Y no estoy hablando de sexo. Ni mucho menos.

Necesitaba aclarar las ideas y buscar ayuda. Compré "Psicoanálisis y feminismos. Pensamientos fragmentarios", por Jane Flax, que dirá:

 



Sigo leyendo este libro estupendo. Sigo haciéndome preguntas. Sigo odiando el color celeste.

2 comentarios:

lena alondra dijo...

hola!
por eso será que me parece tan bueno cuando veo a un hombre vestir una camisa rosada (y no son gays), un color tan bonito, no solo por si mismo sino por lo que significa, que no tiene por qué ser destinado sólo al sexo femenino
aún no he leido esto que nos compartes de Jane Flax, pero me parece muy interesante desde las pocas líneas que leí, prometo leerlo y luego te cuento que me ha parecido, vale? :)

un abrazo! y hermosas fotos "que no tienen que ver con el texto"! jajaa

SATSUMA dijo...

Un beso grande Lena! El tema del género da para mucho, sobretodo para hacerse preguntas..

Muy buena semana, guapa!