domingo, 27 de octubre de 2013

TIEMPO DE CALABAZAS


 




Ayer salió el sol y decidimos salir a buscar calabazas. Muchas fruterías del barrio tienen estos días preciosos cestos llenos de mazorcas enanas y calabazas de colores y formas imposibles. He echado de menos el huerto cerca. Y los campos de otoño. Pero basta mirar la ciudad con sus árboles amarillos y las calles llenas de hojas para sentir que noviembre (dulce noviembre) está muy cerca. Fue largo, muy largo el paseo. Por suerte, aún calienta el sol hasta media tarde y no hace falta abrigo. Así que los pies seguían su rumbo. Caminar por caminar mirando los detalles, los edificios, las gentes, las tiendas...Café con mucha crema, canela y una tapa, para llevarlo puesto y seguir andando. No teníamos prisa ni sitio alguno a dónde ir. Tan sólo eso. Y al llegar a casa tocaba pizza y peli. Esta vez, La bicicleta verde.

 

1 comentario:

lena alondra dijo...

qué preciosa esa ropita tejida, y ese color, me imagino que no ves la hora de vérselo puesto a tu bebé :)

abrazo!