domingo, 8 de septiembre de 2013

HISTORIA DE UNA "TEA-LETTER"


 





Hace unas semanas leía el blog de Vibeke y encontré una propuesta dulce y estimulante al mismo tiempo. El trato era poner en contacto a personas de otros países y, por parejas, intercambiarse té. Un intercambio sencillo y a la vez lleno de ternura.
Una de las cosas que más disfruto del blog es la de conocer a maravillosas personas que de otro modo jamás hubiéramos coincidido. Y no sólo leernos, sino que hay casos que además de admiración, poco a poco, post tras post, la historia de amistad va creciendo como por arte de magia, porque algo habrá de proyección, de identificación, de admiración y de fantasía que hacen que estos amigos casi "virtuales" se conviertan también en parte de tu vida.
Y así, en cuanto leí la idea me apunté rápidamente a compartir un poco de aquí con alguien de alguna parte. Porque me hacía ilusión conocer a alguien nuevo, porque practicaría inglés, porque enviar un paquete y una carta (y recibirlo) tiene todo ese romanticismo que parece ya muy remoto y que sin embargo me llena de ilusión y de alegría. Esa maravillosa vivencia infantil que es la sorpresa. Bien, mi compañera en este viaje fue ella, Vibeke. Hace unos días me llegó su paquete desde Noruega y sin embargo, me trajo todo el sabor, el aroma y las músicas de mi querido desierto. Un sobre lleno de amor y detalles, con un delicioso Rooibos de Hammán que huele a frutas y especias y que me ha llevado a Tinduf de nuevo y una fotografía preciosa de una gran fotógrafa que admiro, Madelyn Mulvaney.

¡Gracias por este gran regalo Vibeke!  Espero poder seguir compartiendo ideas y momentos tan bonitos como este.

3 comentarios:

v dijo...

Anna dijo...

me encanta!!
que bonito post que le has hecho!! V seguro que está muy feliz!
disfruta de tu regalo ( son mis tes favoritos)

un saludo!!

SATSUMA dijo...

Era imposible no compartir un poco de la alegría que ella me ha traído....me estoy tomando el té ahora mismo.....mmmmmmm!!!! :p delicious!!