domingo, 6 de abril de 2008

EL ANIMAL



"Cohabito con un oscuro animal.
Lo que hago de día, de noche me lo come.
Lo que hago de noche, de día me lo come.
Lo único que no me come es la memoria. Se encarniza en
palpar hasta el más chico de mis errores y mis miedos.
No lo dejo dormir.
Soy su oscuro animal."


Salarios del impío y otros poemas. Juan Gelman

Cómo te lo explico. Le he estado dando vueltas y aún no sé. No sé si lo entenderías. Cómo te lo explico. Que no puedo volver a casa, que no me queda otra que vagar. Que tengo que perderme una y mil noches hasta poder regresar, y llenar la cama, con lo que sea, pero llenar la cama. Sólo porque no puedo. No puedo quedarme solo porque entonces aparece. Siempre aparece. Primero en el vientre, como un dolor insoportable y luego me asfixia, sube hasta la garganta, y vomito. Una vez. Otra. Vomito las entrañas hasta no saber ya si existo o no. Y las paredes se encogen y quisiera desaparecer. Pero lo peor es que no desaparezco. Y ahí está mirando, ahí enfrente. Noches interminables. Sudor. Llanto. Y ahí está mirando. Y no estoy loco. Eso quiero que lo sepas. No estoy loco. Sólo sé que vive conmigo y me acompañará siempre. Mi amante eterno. El único. Pensándolo bien prefiero no decirte nada. No lo entenderías. Y total. Ahora tengo que irme. Sé que está subiendo la escalera. Tengo que irme deprisa.

2 comentarios:

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Ay Juan Gelman, si es que me encanta, sólo quería decírtelo y devolverte otro poema

CERTEZAS

A ver cómo es.
Estaba quieta la inquietud por una vez.
La desazón en sazón y
¡cómo se parecía el mundo a Gerarda
envuelta en sensaciones de encaje!
Las palabras chocan contra la tarde
/y no la descomponen.

La furia no me deja solo conmigo.
Habrá que recortar la sombra militar.
¡Camaradas especialistas en esperar cansancios:
apaguen el amor dudoso
que baja humilde y despacito!

Hasta el revés del cosmos morirá!

Shangri-la dijo...

Hola. Te invitamos a visitar nuestra publicación sobre literatura y cine. Un saludo.